Lunes, 12 Junio 2017 17:47

Si no lo has hecho ya, 3 motivos por los que ver The Handmaid's Tale.

Escrito por

 

Acabo de terminar de ver la primera temporada de la serie de HBO, The Handmaid's Tale (El cuento de la criada) y, aunque puede que sea pronto, considero que es una (la) serie del año. Para quién no sepa nada de ella, la historia se desarrolla en Gilead, una parte de los actuales Estados Unidos donde un gobierno teócrata y autoritario divide a la población, sobre todo a la femenina, en clases según su fertilidad (la de ellas, claro está, la masculina no se cuestiona). A través de la protagonista June/ Offredd (Elisabeth Moss), una criada esclavizada para tener un hijo de un comandante y su mujer, se nos muestra el orígen y la vida de este nuevo orden.  Igual así explicado y con el boom de series actuales no apetece y más teniendo Game of Thrones a la vuelta de la esquina, así que voy a hacer tres puntos por los que animarse a ver (si no lo han hecho ya) The Handmaid's Tale.

La historia: ¿distopía o realidad 'aumentada'? La historia nos sitúa ante un escenario distópico en un futuro no muy lejano donde en un sistema teocrático la sociedad queda dividida según su fertilidad y posicionamiento militar. Las mujeres son agrupadas en: las esposas de los hombres militares, las criadas dedicadas a la cría, las sirvientas del hogar y las educadoras. Las que no sirven para ninguna de estas tareas o comporten una conducta reprobable para el sistema son condenadas a campos de exterminio (los cuales sólo se mencionan) o directamente son asesinadas. Con aumento sí, pero sin disociar en ningún aspecto de un patriarcalismo en el que la figura de la mujer queda delimitada a los que muchos aún en día consideran la única función de la mujer: la maternidad. Mujeres (mayores) que instruyen a mujeres que crean hijos para mujeres que crían hijos. Todo en torno al concepto aristotélico de mujer-matriz.  A este sistema se llega a través del actual, donde la gente se aproxima más al sujeto-imagen que al sujeto político que verdaderamente es, donde la consciencia de clase/género es nula, donde la gente no sabe ni a quién vota, ni qué se vota ni qué leyes se firman. Cuando llega el nuevo sistema no son capaces de reaccionar porque no lo han visto venir, porque se naturalizan conceptos políticos (capitalismo, patriarcado, militarismo, liberalización) y quedan atrapados bien teniendo consciencia o bien manteniéndose en la ignorancia, elementos que se marcan profundamente en la serie.

Offred

Puesta en escena. Como hicieron ya otras grandes obras del género, se me viene a la mente 1984 Farenheit 451, la puesta de escena juega un papel primordial, casi en ocasiones, actuando de personaje. Los colores, las simetrías en el encuadre y los primeros planos, te llevan a experiementar las sensaciones de los personajes en tu propia piel. Sientes el miedo que supone pasillos de agentes (ojos) vestidos de negro con metralleta en mano separados por escasos metros y comunicándose las acciones entre sí. Da miedo la sumisión de las criadas desfilando con esa coordinación milimétrica en ciertas ceremonias.  Asfixia la represión  en las calles, en la casa y la imagen de los disidentes colgados en el muro que da al río. Los colores lo determinan todo: negro para ellos; verde para las esposas, rojo para las criadas, gris para las sirvientas y marrón para las institutrices. Todas ellas a modo de hábito monacal, capa y cofia incluidas.Grandes caserones, suelos de madera y la ausencia de tecnología, hacen que te olvides del tiempo en el que transcurre la trama y refuerza la idea de régimen teocrático. 

Lejanía del personaje coherente. La serie te cabrea un montón. En esta concatenación de historia, ambiente y mundo puesto boca abajo, es natural buscar a un personaje con el que te puedas sentir cómplice y de alguna manera introducir tu mano y romper ese sistema. Lejos de esto, los personajes, sobre todo la protagonista, se nos muestran como seres deambulantes estancados en estupideces cotidianas sin la capacidad de reacción, rabia o miedo. Aparentemente sin sentimientos ni sensaciones visibles en el sistema. Aparentemente, porque conforme va avanzando la serie, las reacciones te llevan desde una posición atónita y de incredulidad a otra de cabreo puro de contenerte el espetarle a la tele "¿por qué, estúpida?". La muestra de pensamientos de los personajes que cambian según la situación y los sentimientos que afloran en esas circunstancias hacen que los sufras y es cuando te das cuenta de que es una serie que ha conseguido que empatices y tengas ese sabor agridulce del cabreo-satisfacción-amor-ganasdemás.

Medios

The handmaid's tale ficha web
"The handsmaid's tale" Ficha
Aquí comienza tu camino a la jungla. Inscríbete a nuestra newsletter.
Please wait
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo