Domingo, 25 Noviembre 2018 10:58

25N. Las violencias patriarcales.

Escrito por
Valora este artículo
(2 votos)

El 25 de Noviembre es el día internacional de la eliminación de la violencia machista, una lacra social que es herramienta de represión, control y terror sobre nosotras. A lo largo de esta semana hemos ido reflexionando sobre lo que significa violencia machista, qué tipos hay, cómo se organizan y se convierten en armas institucionales del sistema capitalista. Hemos señalado diversas formas de la misma violencia siempre con una mirada feminista de clase, antiracista y anticolonial. Sabemos que son muchas las que nos hemos dejado y que las hemos tocado de manera muy superficial, casi nombrándolas, pero creemos que es un ejercicio que estaría bien que todas nos replanteáramos y lo pusiéramos en común. 

Solemos atribuir la violencia patriarcal al maltrato doméstico y en muchas ocasiones, sólo al asesinato de mujeres. Así, sobre todo desde las instituciones, se vincula la lucha contra la violencia de género a la erradicación de los feminicidios. El feminicidio no es una cuestión menor. Ahí están las espeluznantes cifras: cerca de 1000 mujeres desde 2003, año en el que se empezaron a contabilizar. Podríamos compararlos con las cifras que todas conocemos, como las víctimas de ETA, pero ¿institucionalmente se hace esta comparativa? Desde luego, los esfuerzos políticos no se realizan en el mismo grado. Comenzando, por ejemplo, por la calificación: nadie trata los feminicidios como terrorismo, ni tan siquiera se tratan mayoritariamente como feminicidios. Así, sólo contar con la consecuencia fatal del problema no es profundizar sobre el mismo y al final no vemos un sistema organizado, sólo "casos aislados" o "violencia doméstica". 

La cara visible y extrema de la violencia machista, los maltratos, las violaciones y los feminicidios son una pieza más de la maquinaria de control patriarcal y capitalista. La violencia sobre las personas, y en especial sobre las mujeres, se produce ya desde que se nos impone el primer rol de genero. Etiquetar y obligar a significar es violencia. Un vídeo que ilustra a la perfección esta realidad es 1977 , el cortometraje de Peque Varela. No aceptar los roles de género impuestos crea situaciones psicológica y físicamente violentas, crea exclusión, no aceptación y somos nosotrxs quienes más aportamos a sustentar esas etiquetas. Es, por estar mas invisible e interiorizado, más difícil de combatir.

Además, se imponen modelos normativos de comportamiento, pensamiento y exposición del cuerpo. La cosificación como otra arma de control del patriarcado genera violencias directas cuando se está en los márgenes: desde las medidas hasta los genitales, desde la ropa hasta la definición del yo. Elementos como belleza o feminidad son conceptos estereotipados y estandarizantes venidos del patriarcado de la mano del capitalismo que crea su mercado tanto de la venta como de la frustración, que crea violencia propia y ajena.

Citas feminismo

La violencia se ejerce contra los cuerpos como primera fase para un control mental y social perdurable para las personas que lo han sufrido y ejemplarizante para las que no, es decir, violencia sobre el cuerpo como herramienta de terror. El sexismo y, en concreto la violación, se ejerce como violencia física sobre una persona pero afecta social y psicológicamente a muchas más. Así, tal como señaló Angela Davis, se convirte en un arma de control social, incluso en un arma de guerra de un Estado.

Citas feminismo

La violencia es implícita en una violación, pero también se da en ámbitos más "inesperados" y comunes como escuelas, familia u hospitales. De éstos, el último, y especialmente en ginecología, se encuentran elementos desde el ninguneo, al paternalismo o la violencia obstetra. Como ejemplo de lo último recuperamos el podcast especial maternidad de Radiojaputa.

Si a todas las violencias que hemos nombrado (que no están todas, que faltan muchas) añadimos otras violencias como las racistas o las clasistas, podemos ver cómo el sistema está bien organizado para dividirnos, reprimirnos y crear sujetos altemente vulnerables. Todo hay que verlo como un conjunto de operaciones de las que se sirve el capitalismo según su conveniencia. Dividir para ser más fuertes creando violencias machistas, racistas y clasistas. No son casos aislados!! Por eso la organización feminista es imprescindible y mirando siempre de manera transversal. El machismo es una herramienta más del capitalismo. Analicemos y combatamos en su conjunto o tendremos que seguir malcelebrando este maldito 25N.

Medios

Aquí comienza tu camino a la jungla. Inscríbete a nuestra newsletter.
Please wait
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo