Viernes, 24 Noviembre 2017 14:24

Jornadas 'Literatura y revolución'. Apuntes

Escrito por

Hemos podido asistir a dos de las Jornadas sobre Literatura y revolución organizado por Tigre de paper en la librería Taifa (Gràcia, Catalunya). Las charlas han girado en torno a dos libros que la editorial ha publicado recientemente aprovechando la celebración del centenario de la revolución rusa de 1917:  Sis mesos rojos a Rússia de Louise Bryant y Els Soviets de Andreu Nin. 

Apuntes sobre Periodismo y revolución.

Louise Bryant cogió sus cosas y se fue a la Rusia revolucionaria. Y se fue porque cuestionó todas las opiniones mediáticas mayoritarias. De ese experiencia nació Sis mesos rojos a Rússia. Las ponentes Laia Altarriba (Jornada) y Sara Blázquez (Setembre) apuntaron cómo la autora fue a contar la revolución no desde los puros hechos históricos, los grandes, sino cómo se consiguió la revolución desde la sociedad, describiéndola desde los barrios, desde la gente, tal como estaba llegando y formalizando, desde las contradicciones propias y sin caer en el panfletismo. En esto Laia Altarriba nos contó su experiencia en Venezuela y en el Kurdistán y señaló la importancia de pisar el terreno, de salirse del ‘periodismo incrustado’, esto es, del periodismo-ejército vinculado al poder para contar un hecho.

También, y relacionado con el hecho de que la autora fue comunista, formularon el debate moral (y recurrente) de tomar partido/ rigurosidad. Laia Altarriba hizo mención de Bajo el fuego (Roger Spottiswoode, 1983) cuestionando el planteamiento de esta película, en tanto que la ausencia de rigurosidad, aunque sea a favor de una revolución, puede ser al final contraria al propósito de la misma. En ese mismo sentido, Sara Blázquez planteó el debate de la implicación en el periodismo. ¿Hasta qué punto se puede? ¿Cómo hacer periodismo sin caer en el panfletismo? De estas cuestiones llegó a la conclusión de que el periodismo siempre es subjetivo y es intencional, pero la tarea de un periodista revolucionario es hacerlo desde el beneficio común.

Así, desde la figura siempre presente de Bryant, y reivindicándola desde el feminismo, el socialismo y el periodismo crítico, las conclusiones y el debate posterior se enmarcaron en ese periodismo de tomar partido y ser riguroso, señalando como uno de los puntos principales el conocer la realidad de primera mano sin tener unos intereses económicos detrás que te obliguen a crear un mensaje determinado y la necesidad de conquistar un espacio de mayor proximidad y más social como elemento empoderador y revolucionario.

Breve resumen de Del soviets als CDRs.

No pudimos asistir a la segunda e interesante sesión de las jornadas que llevaba por título Revolució és nom de dona, pero sí que estuvimos en la tercera y última jornada que entabló las posibles relaciones entre los soviets y los actuales CDR (Comités de Defensa de la República) que se están produciendo a lo largo de todo el territorio de Catalunya. Para establecer posibles analogías y utilizando la nueva edición de Els soviets de Andreu Nin, contamos con la gran contextualización que hizo el historiador Joan Tafalla y el relato de primera mano que hizo Pep Muñoz, miembro del CDR Sallent.

Para profundizar en el texto de Nin, Joan Tafalla repasó brevemente los detalles de la Revolución rusa. Comenzó explicando cómo de los soviets sólo el 10% era proletariado, en su mayoría mujeres predominantes en las fábricas, puesto que la mayoría de los que se alzaron contra el régimen zarista eran campesinos y de las zonas más oprimidas, y fue la confluencia de estas cuatro luchas la que lanzó el triunfo de la revolución. Señaló como libro imprescindible para entender lo que significó esta unión de luchas y su alcance posterior el también recién editado Código soviético de la familia por El viejo topo. En este contexto, y ya en el año 32, Nin recoge sus experiencias de los 10 años que estuvo en Moscú en un cuaderno divulgativo de la colección Cuadernos de cultura. De su conocimiento directo, en el terreno, se muestra ese ‘todo el poder para los soviets’ de Lenin, porque verdaderamente fue la organización de estos, sobre todo a partir de la fallida revolución de 1905, la que consiguió defenderse, convocar las huelgas, crear una república que en nada se pareciera a las burguesas occidentales. Señala que las masas, cuando se mueven, son capaces de crear cosas. Sin embargo, Joan Tafalla señala una carencia en los textos de Nin: la ausencia del mundo rural, donde la organización en torno a soviets apenas existía ya que poseían una estructura antigua, de época feudal, que era la comuna rural, y cómo estas, llevadas por los emigrantes del campo a ciudad a trabajar a las fábricas la llevaban interiorizadas y las hacía ejercer en los soviets y en los sindicatos.

La organización horizontal, de base, la resistencia a un estado opresor o el control del territorio hacen enlazarlos con los CDRs actuales, con muchas pinzas como señaló Pep Muñoz. Por una cuestión muy básica: los contextos son extremadamente diferentes. La ausencia de unas necesidades radicales, el nivel de comunicaciones y, sobre todo, la falta de cuestión unánime de clase, puesto que los CDRs se organizan por una cuestión nacional, son señalados como claros diferenciadores de los soviets. Quizás la ruptura con el soberanismo transversal pueda (o no) derivar hacia un movimiento popular de clases, pero queda lejos del empoderamiento que realizaron los soviets para tomar el Poder.

Las jornadas han sido gratificantes por dos principales motivos: 1) nos han permitido conocer obras directas de la revolución rusa, sin ser estigmatizadas, versionadas, alabadas o menospreciadas. El texto directo en su contexto. Voces que estuvieron allí y que son imprescindibles de rescatar para poder comprender qué fue lo que realmente ocurrió; y 2) la posibilidad de reflexionar sobre nuestro momento, nuestras inquietudes actuales y relacionarlas con lo que fue y con otros temas como la organización de base, el feminismo, el periodismo de conciencia o la cultura de clase como mecanismo de empoderamiento.

Aquí comienza tu camino a la jungla. Inscríbete a nuestra newsletter.
Please wait
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo