Sábado, 13 Enero 2018 18:02

Medios de comunicación, censura y 155.

Escrito por

Las jornadas sobre "Medios de comunicación, censura y 155" que organizó la Euskal Etxea (Arc de Sant Vicenç, s/n, Barcelona) convirtió este espacio en lugar de análisis y debate sobre medios de comunicación, censura y artículo 155. A esta mesa redonda asistieron Jabier Salutregui (Egin), Martxelo Otamendi (Egunkaria), Eli Zunzunegi (EiTB), David Bassa (TV3), Àlex Romaguera (La Directa) y  Gerard López (Catalunya Ràdio).

En la charla se tomó por contexto tanto el conflicto vasco como el  proceso catalán buscando similitudes en las estrategias seguidas por el estado español para hacer frente a ambos movimientos.  Se identificaron las diferentes formas de represión por Jabier Salutregui (cierres de periódico, persecución político judicial, tortura y muertxs) y la amoldabilidad del código penal represor que busca hacer efectiva la lucha del estado español contra las libertades nacionales. Llegando a la conclusión que se puede ejercer un continuo estado de excepción (o una continua articulación del 155)  sobre el porcentaje de población que se crea origen del problema.

Un ejercicio de poder que varía sus focos  y estrategias teniendo un mayor peso la ofensiva judicial a partir del gobierno del PP de 1996 con la clara intención de encontrar una mayor homologabilidad en Europa tras varios años donde el foco se puso en la guerra sucia con el denominado terrorismo de estado, según señalo  Martxelo Otamendi. Esta guerra judicial que empezó con la doctrina del todo es ETA y que como se está viendo en la actualidad en la ofensiva estatal a ambos conflictos se le añade el delito de odio que incluso está siendo aplicado en el resto del territorio ante cualquier manifestación que desconcierte a un Estado al que no parece gustarle que le toquen su espina dorsal, la indisolubilidad de España, como apuntó Àlex Romaguera.

En esta reactividad de los aparatos de Estado, en lo estrictamente  concerniente a los medios  de comunicación, estamos  ante una toma del  relato, que utiliza como herramienta una fuerte estrategia de descrédito y criminalización de los medios que no dan un mensaje afín a sus intereses. Si bien es cierto que ya durante el conflicto vasco con el cierre judicial de los periódico Egin y Egunkaria, que dirigieron Salutregui y Otamendi respectivamente, se dió una ofensiva por eliminar el relato de la otra parte del conflicto, en el caso catalán podemos ver matices que pueden ser fruto de las peculiaridades del espacio comunicativo catalán. Esta estrategia de toma de relato y descrédito de los medios de comunicación se ejercen, además, desde tres ámbitos: políticos que señalan y denuncian; compañerxs periodistas que dificultan y aíslan  a quienes son señaladxs; y una parte de población como receptora y expansora de una idea que busca hacer desaparecer todo tipo de matiz u opinión libre en torno a ese concepto.

Con un contexto tan coaccionador emerge  un elemento  muy importante y claramente violento que es el ejercicio de la autocensura. Ante tal elemento sólo existen dos caminos que es la asunción de la misma o como indicó Martxelo Otamendi buscar el sorteo de las minas pero siguiendo dentro del campo.  Un ejemplo de toma del segundo camino, que  señalo Àlex Romaguera, son los medios, que buscan un desarrollo cooperativo e independiente de las injerencias de los consejos de administración, basados  en los ejes de propuesta y protesta.

Durante todo el coloquio se enumeraron, señalaron y cuantificaron los problemas a los que no sólo los medios de comunicación sino el conjunto de la población nos enfrentamos. Y es que estamos en un momento clave en el que la pregunta lanzada al aire por Gerard López “¿Cómo usuarios de redes sociales habéis dudado, reescribido o borrado algún mensaje por miedo a las consecuencias, es decir, habéis ejercido la autocensura?” no encuentra dentro de un foro abierto, libre y diverso una respuesta tajante que niegue tal hecho.

Aquí comienza tu camino a la jungla. Inscríbete a nuestra newsletter.
Please wait
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo