Jueves, 12 Julio 2018 06:29

Los años de Allende

Escrito por
Valora este artículo
(3 votos)

Los años de Allende es una novela gráfica de Carlos Reyes y Rodrigo Elgueta que como el título indica nos muestra los acontecimientos que se sucedieron durante los años -los mil días- del gobierno de Allende y la Unidad Popular. Toma como hilo conductor de la historia al personaje de John Nitch, un periodista estadounidense que llega a Chile en 1970 para cubrir las elecciones de ese año. La historia comienza con unas instantáneas del personaje principal mezcladas con los hechos históricos en las horas previas al bombardeo del Palacio de la Moneda. De estas páginas de confusión que transmiten las sensaciones de ese momento, realiza un flash-back en el que ya comienza la historia. El relato está ordenado cronológicamente y dividido en cuatro capítulos correspondientes a cada uno de los años de gobierno de la UP desde su elección en 1970 hasta el golpe de Estado de 1973.

La historia mezcla la crónica de los hechos, contada desde un punto de vista más neutral, con una trama ficticia propia del género de intriga y algo de espionaje. Esta mezcla la hace muy ligera, muy amena y eso que profundiza en cuestiones políticas, ideológicas o históricas que a priori son más difíciles de conjugar en los modelos del cómic, más dados tradicionalmente a la acción. Los autores consiguen aunar estos elementos y crear un relato sincero, crónico de los hechos y crítico, sin amagar las imperfecciones del gobierno, sin caer ni el panfletismo ni en la equidistancia. Te transporta muy suavemente de un hecho a otro, de un debate a otro y avanzas en los años conociendo muchos de los aspectos del Chile de esos años. Consiguen que, mientras vas leyendo el hilo de la trama y vas siguiendo las viñetas, de repente sepas que hay una exposición popular, que se está organizando el MIR o que hay un conflicto de ideas y lo hacen con naturalidad reflejando la diversidad de la época. Para ello usan un elemento que me ha llamdo la atención y es la utilización de textos reales puestos en boca de sus personajes, es decir, por ejemplo, Quilapayún o Victor Jara con sus propias canciones o el mismo Allende dibujado en pleno discurso en las Naciones Unidas, recurso que le otorga realismo casi presencial. 

P100

En cuanto al tema del dibujo he de señalar que no soy experta en cómics y ya me gustaría ofrecer una crítica más rigurosa.  Sí destaco que el cómic está hecho en blanco y negro  y con un trazado y posición de imágenes más clásicos, con un punto sobrio y sin estridencias que refuerza esa intencionalidad de reflejar los hechos desde una mirada de cronista. De hecho, como señalan en el apartado final de "Notas", muchas de las viñetas se basan en fotografías, documentales o murales de la época con esa intención de reflejar los hechos y que sean referenciales para el que los ve en dibujo. GafasAdemás, como he señalado al principio, la historia es ligera gracias a esa combinación de esto con la trama del personaje de John Nitsch más intrigante, emocional y viva. En esta parte, la composición tira mucho de historias gráficas de espías con elemntos como el cambio de plano desde una cámara o los oscuros que tapan la identidad de personajes sospechosos. Destaco en este ámbito el increíble  uso que hacen del silencio del lenguaje verbal combinado, incluso, con trazos más suaves para reflejar momentos críticos y que necesitan de ese silencio para poder digerirlos, sentirlos y comprenderlos con el ritmo que se merecen. También los detalles con mensaje que explican más que cualquier relato. Para ésto último, sólo hay que ver la portada para entenderlo. 

Por otro lado, he de señalar un gran punto positivo que ofrece el libro y es el ya mencionado apartado de "Notas" con una información complementaria a la obra que es generosa y que se ha de agradecer pues ayuda a comprender algunos elementos de la novela gráfica que por desconocimiento pasas por alto, no comprendes o, simplemente no le das la importancia o el valor significativo que tienen. Estas notas son un regalo para volver atrás una y otra vez en la novela y te intereses aún más, si cabe, en ella y también en elementos que rodearon a la cultura chilena del momento.

Concluyendo, la novela gráfica es todo un descubrimiento para mí, no sólo del género sino también de todo lo que rodeó a la historia que cuenta. Es muy agradable de leer y provechosa por todo ese aprendizaje sobre el tema y cómo te introduce en él. Animo a todo el mundo a comprarla, leerla y sobarla porque os aseguro que es para leerla y releerla ya que cada vez que la abres te devuelve las emociones reflejadas en cada una de las imágenes y, sobre todo, de esos maravillosos y desgarradores silencios. En el apartado de "Notas" los autores sugieren que están dispuestos a hacer una sobre Víctor Jara. Aquí tienen ya a una lectora esperando.

 


Los años de Allende

Medios

Último discurso de Allende.
Aquí comienza tu camino a la jungla. Inscríbete a nuestra newsletter.
Please wait
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo